Pequeña reflexión sobre la Defensa Personal Femenina

 

facebook_1511475829571

Teresa, durante una sesión sobre Violencia de Genero, en el marco de los cursos de Defensa Personal Femenina

Después de estar casi tres meses viviendo en un país que no es el mío, he tenido tiempo para reflexionar sobre la violencia hacia las mujeres. A veces necesitamos alejarnos y tener un poco de perspectiva para poder pensar sobre temas tan polémicos como lo es este.

He tenido diversas experiencias en lo referente a este tema. Si os estáis preguntando si alguna vez tuve miedo, la respuesta es sí. He tenido miedo, como muchas de vosotras. Aquí he tenido la oportunidad de escuchar a mujeres que también han tenido miedo, como yo y como tú.

IMG-20171123-WA0026

Teresa, en una demostración práctica de Defensa Personal Femenina

Pero no nos desviemos del tema, la defensa personal femenina. Durante varios años he asistido como psicóloga y alumna a diferentes clases de defensa personal enfocados hacia la mujer. También, gracias a mucha gente los cuales saben quiénes son, he vuelto a hacer Judo. A raíz de realizar estas actividades me empecé a sentir con más autoestima, más segura de mi misma y comencé a tener voz.

Seguro que muchos de vosotros estáis pensando que este empoderamiento viene dado del saber cómo defenderse, pero no. En estas clases nos enseñan que la violencia no hace más que generar más violencia, que responder violentamente sólo nos lleva a más problemas y todo lo que nos enseñan es a darnos la oportunidad de escapar si nuestra vida corre peligro. Curioso ¿no creéis?

Estas clases me han enseñado que un hombre capaz de pegar, humillar o dañar en cualquier sentido a una mujer, es un cobarde. Estas clases me han enseñado que tenemos armas mejores para defendernos, que somos inteligentes, que hay muchas vías de escape. No debemos responder a la violencia con más violencia (sólo si es estrictamente necesario y tenemos oportunidad de huir del lugar y de nuestro agresor). Estas clases me han enseñado cómo debo responder no sólo física sino, psicológicamente.

Teresa López Allegue
Psicóloga de A.D. Judo Ferrolterra

Anuncios